¡Precio rebajado!
Modulis Ver más grande

Modulis

Nuevo producto

MODULIS es ciclosporina en solución oral que permite tratar con mayor flexibilidad la dermatitis atópica el perro, no solo tratando el picor, sino también la inflamación mediante su efecto inmunomodulador. Al estar formulado en solución oral, se puede ajustar la dosis de una forma más precisa e individualizada permitiendo optimizar los costes del tratamiento.

Más detalles

22,27 € impuestos inc.

-15%

26,20 € impuestos inc.

Añadir a la lista de deseos

La dermatitis atópica

  • Es un problema frecuente en el perto
  • Es una patología crónica que presenta recidivas
  • Como parte del tratamiento, habrá que controlar también otros factotes que
  • pueden empeorar el cuadro clínico, como son los alérgenos alimentarios y los
  • parásitos externos, especialmente las pulgas. 

MODULIS presenta una concentración de 100 mg/ ml con lo que la cantidad que hay que dar en cada toma es muy pequeña, tan solo 1 ml por cada 20 kg. Para facilitarle al propietario el cálculo y el ajuste de la dosis, cada frasco viene acompañado con una jeringa graduada tanto en ml como en kg. Modulis también permite elegir el tamaño del envase en función de la duración del tratamiento, con viales de 5, 15, 30 y 50 ml.

FACILIDADES

  • Puede administrarse directamente en la boca
  • La jeringa está graduada en ml y en kg de peso del perro
  • La jeringa tiene un tapón para usafla de forma segura

 Contraindicaciones

  • No usar en caso de hipersensibilidad a la ciclosporina o a algún excipiente.
  • No usar en perros de menos de 6 meses de edad o de peso inferior a 2 kg .
  • No usar en casos con historial de trastornos malignos o con trastornos malignos progresivos.
  • No vacunar con vacunas vivas durante el tratamiento ni en un intervalo de dos semanas antes o después del tratamiento

Precauciones especiales de uso

Los síntomas clínicos de la dermatitis atópica como prurito e inflamación de la piel no son específicos de esta enfermedad, por lo que antes de iniciar el tratamiento es necesario descartar otras causas de dermatitis como las infestaciones ectoparasitarias, otras alergias que causan signos dermatológicos (p. ej., dermatitis alérgica por pulgas o alergia alimentaria) o infecciones bacterianas y fúngicas. Es una buena práctica tratar las infestaciones por pulgas antes y durante el tratamiento de la dermatitis atópica.

Se recomienda eliminar las infecciones bacterianas y fúngicas antes de administrar el medicamento veterinario. No obstante, la aparición de infecciones durante el tratamiento no es necesariamente un motivo para interrumpirlo, a menos que la infección sea grave.

Debe realizarse una exploración clínica completa antes del tratamiento. Dado que la ciclosporina inhibe los linfocitos T, y aunque no induce tumores, puede llevar a un aumento de la incidencia de tumores malignos clínicamente manifiestos.

La linfadenopatía observada durante el tratamiento con ciclosporina debe ser monitorizada regularmente.

No se recomienda el uso de ciclosporina en perros diabéticos.

Monitorizar atentamente los niveles de creatinina en perros con insuficiencia renal grave.

Debe prestarse especial atención a las vacunaciones. El tratamiento con el medicamento veterinario puede interferir con la eficacia de la vacunación. En el caso de las vacunas inactivadas, no se recomienda vacunar durante el tratamiento ni en un intervalo de dos semanas antes o después de la administración del medicamento veterinario. 

No se recomienda usar otros fármacos inmunosupresores simultáneamente.

Precauciones específicas que debe tomar la persona que administre el medicamento veterinario a los animales Las personas con hipersensibilidad conocida a la ciclosporina deben evitar todo contacto con el medicamento veterinario.

Lávese las manos tras la administración.

En caso de contacto accidental del medicamento veterinario con la piel o los ojos, enjuagar bien la zona afectada con agua limpia.

En caso de ingestión accidental, consulte con un médico inmediatamente y muéstrele el prospecto o la etiqueta.

Posología y vía de administración

Vía oral.

La dosis media recomendada de ciclosporina es de 5 mg/kg de peso corporal, equivalente a 0,5 ml de solución por 10 kg de peso corporal.

El medicamento veterinario inicialmente debe administrarse diariamente hasta que se observe una mejora clínica satisfactoria. Esto generalmente sucede en un plazo de 4 semanas. Si no se obtiene respuesta en las primeras 8 semanas, el tratamiento debe interrumpirse.

Una vez controlados satisfactoriamente los síntomas clínicos de la dermatitis atópica, el medicamento veterinario puede administrarse cada dos días como dosis de mantenimiento.

El veterinario debe realizar una evaluación clínica a intervalos regulares y ajustar la frecuencia de administración a la respuesta clínica obtenida.

En algunos casos en que los síntomas clínicos se controlen con una dosificación cada dos días, el veterinario puede decidir dar el medicamento veterinario cada 3 ó 4 días.

Antes de reducir el intervalo entre dosificaciones puede considerarse dar un tratamiento adicional (p.ej. champús medicados, ácidos grasos esenciales).

El tratamiento puede interrumpirse cuando los síntomas clínicos estén controlados. Si los síntomas clínicos reaparecen, el tratamiento debe reanudarse con una dosis diaria y, en algunos casos, puede ser necesario administrar tandas de tratamiento repetidas.

El medicamento veterinario debe administrarse al menos 2 horas antes o después de las comidas.

El medicamento veterinario debe administrarse directamente en la boca.

Instrucciones de uso

  1. Presionar y desenroscar el tapón del frasco.
  2. Insertar la jeringa dosificadora en el adaptador de plástico.
  3. Girar el frasco/jeringa boca abajo y lentamente tirar del émbolo de la jeringa hasta que la línea blanca del émbolo se corresponda con la dosis prescrita por el veterinario. La jeringa está graduada en kg y en ml.
  4. Pulsando el émbolo vacíe el contenido de la jeringa directamente en la boca. Introduzca la jeringa en un lado de la boca o sobre la lengua.
  5. En caso necesario, limpie el exterior de la jeringa con un paño seco y deséchelo inmediatamente. Cierre el frasco e inserte la jeringa en el tapón específico para protegerla de cualquier contaminación y para evitar cualquier derrame de producto restante.

Para los frascos de 5 y 15 ml

Volumen a administrar usando la jeringa de 1 ml: 0,05 ml/kg, o sea 1 graduación/kg.

Para los frascos de 30 y 50 ml

Volumen a administrar usando la jeringa de 2 ml: 0,1 ml/2 kg, o sea 1 graduación/2kg.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escriba una reseña

Modulis

Modulis

MODULIS es ciclosporina en solución oral que permite tratar con mayor flexibilidad la dermatitis atópica el perro, no solo tratando el picor, sino también la inflamación mediante su efecto inmunomodulador. Al estar formulado en solución oral, se puede ajustar la dosis de una forma más precisa e individualizada permitiendo optimizar los costes del tratamiento.

30 otros productos en la misma categoría: